En el mundo espiritual hay dos fuerzas nada más, la fuerza de recepción y la fuerza de otorgamiento, la conexión entre ellas.
www.kabbalah.info/es/

Desde este mundo actúa sobre nosotros una fuerza que nos dirige, y nosotros actuamos bajo la influencia de este mundo.
En el mundo espiritual hay dos fuerzas nada más, la fuerza de recepción y la fuerza de otorgamiento, la conexión entre ellas por supuesto.

Orem L- En nuestro mundo, ¿que quiere decir fuerza de otorgamiento y fuerza de recepción?

Dr. Laitman- Dos fuerzas, la recepción que quiere atraer para ti y otorgamiento que quiere precisamente dar hacia afuera.

Orem- Hacia adentro y hacia afuera

Dr. Laitman- Sí, algo simple por ahora, ahora en nuestro mundo estas dos fuerzas dan todos los fenómenos en todo tipo de grados, porque estas dos fuerzas actúan dentro de la materia.

¿Qué es la materia?, el deseo de disfrutar, deseo de recibir, deseo de disfrutar y cuando estas dos fuerzas actúan sobre la materia de disfrutar, entonces dan dentro de esta materia todo tipo de cualidades nuevas, todo tipo de sentimientos, todo tipo de, y entonces resulta que cuando estas dos fuerzas actúan en la materia esta recibe una forma nueva, comienza a, bajo la influencia de estas fuerzas empieza a ser más parecido u opuesto, pasan con él todo tipo de cambios.

Si yo quiero notar cómo actúan estas fuerzas, estas dos fuerzas desde arriba sobre este mundo, ¿cómo lo hago?, ¿cómo noto?, yo tengo que anotar que estas fuerzas actúan de una forma. Unas fuerzas yo dibujo así como actúa, y la segunda fuerza como actúa y las dos juntas como actúan sobre una materia específica, cierto!, ¿cómo noto eso?

Yo anoto el total de la combinación de estas dos fuerzas en la acción sobre la materia con un signo, y cuando yo veo este signo, yo sé ah, sí, es una fuerza, y la otra fuerza y así ellas ahora actúan sobre la materia y este otro signo, señal, digamos la letra, la letra es un signo y la Shin (letra hebrea) es la forma combinada entre esas fuerzas y así reciben esa forma. Para poner esas dos fuerzas dentro de la materia, dentro del deseo de recibir, de disfrutar.

Es toda la materia de este mundo!