Rabash fue realmente el último de los Mohicanos. Escribió sobre la Cabalá para aquellos que no tuvieran percepción espiritual.
www.kabbalah.info/es

Rabash: El último gran Cabalista
Rabash fue realmente el último de los Mohicanos y cada año que pasa de su fallecimiento, percibimos más y más cuan verdadera es esta afirmación. Nadie con el mismo prestigio se ha manifestado después de él, ya sea en alcance o magnitud. Básicamente, no existen más cabalistas en nuestros días. Somos verdaderamente la última generación, que ha experimentado un gran descenso y en este estado, sólo existe la salida de ascender.
Su padre fue el divino cabalista que fundamentó toda la sabiduría de la Cabalá para esta generación. Antes de su padre, en toda la historia de la Cabalá, esto fue algo que nadie nunca realizó. Todos los cabalistas hasta la llegada de Baal HaSulam (Rabí Yehuda Ashlag), solían escribir para ellos mismos, la gente de su generación y para quienes estuvieran preparados para comprender la sabiduría.

En otras palabras, ningún cabalista antes de Baal HaSulam, escribió sobre la Cabalá para aquellos que no tuvieran percepción espiritual (que no fueran cabalistas). Baal HaSulam fue el primer cabalista que escribió para nuestra generación. Él escribió en un lenguaje y un estilo peculiar para que cualquiera que tuviera una aspiración por algo más allá de este mundo, aunque no estuviera en un nivel elevado o no conociera esta sabiduría, mediante la ayuda de los libros pudiera, alcanzar la espiritualidad, percibir los mundos superiores, acercarse al creador y comprender los pensamientos del Creador.
Últimamente, hemos empezado a instruir círculos académicos en Israel, sobre Baal HaSulam. En estos círculos enseñamos sobre la vida de este gran cabalista y los logros que tuvo en el campo de la filosofía judía. Hoy en día, las personas reconocen que la población de antes no entendía la importancia de Baal HaSulam y por eso no le dieron el mérito debido. En sus obras, Baal HaSulam explicó la historia de la humanidad y la realidad en su totalidad. Él escribió sobre la creación de los mundos superiores, la creación de nuestro mundo, todo el proceso por el que la humanidad ha pasado y lo que nos espera en el futuro, Mediante sus obras, el pavimento el camino para que alcancemos el propósito de la creación.
El hijo mayor de Baal HaSulam, mi maestro, nos aclaró aún más las palabras de su padre, particularmente con respecto al trabajo interior de un individuo. Rabash nos habló del alcance personal del hombre en el mundo espiritual. Él hizo esto, con el propósito de que cada persona que tenga el deseo de descubrir lo que existe más allá de nuestra naturaleza, más allá de este mundo y que sienta que este mundo no lo satisface, pueda abrir los libros tanto de Baal HaSulam como los de Rabash y verdaderamente pueda volar con esos libros hasta el cielo.